¿Por qué?

Vivimos en un mundo definido por la velocidad de los cambios. Un mundo que necesita cada vez más de ideas, de pensamientos, de valores humanistas, de la empatía. ¿Cómo dotamos de significado a los cambios de hoy?
Quienes se desenvuelven en las Humanidades y en las Ciencias Sociales suelen ser quienes plantean las preguntas esenciales. Los que cuestionan el status quo. Los que, en medio del vertiginoso ritmo de la inmediatez, de los resultados, de la productividad, se preguntan por el sentido de lo que hacemos, el sentido del ser humano.
¿De qué modo participamos en la globalización si no comprendemos quiénes somos y qué es aquello que nos hace singulares como personas, como ciudadanos, como nación? Sin las Humanidades no es posible traer al presente las lecciones del pasado, ni comprender mejor lo que nos hace humanos a través del arte y otras manifestaciones de la cultura, ni dotar a los acelerados cambios científicos y tecnológicos de un marco ético. Sin las Ciencias Sociales -como la Economía, la Sociología, la Geografía-, no es posible transformar el crecimiento económico en verdadero desarrollo: aquel que, más que riqueza, lo que crea es una sociedad equitativa, justa, creativa, humana.
Textos y entrevistas del sitio: Carmen Sepúlveda, periodista.

Una buena educación sexual incorpora desigualdades sociales y de género

Octubre, 2016 | Cultura, Videos

Pablo Astudillo

Compartir esta publicación

EmailFacebookWhatsAppTwitter

La investigación “Educación sexual y afectiva en colegios católicos de élite” realizada por el sociólogo Pablo Astudillo en colegios tradicionales describe las tensiones y paradojas en torno a qué sexualidad se debe enseñar y qué individuo se pretende educar. Aquí un aporte desde lo complejo de lo que es la sexualidad de un joven en un contexto integral.

Frente al debate que generó la publicación del Manual de la Sexualidad para adolescentes resulta muy pertinente enfrentar miradas sobre el individuo contemporáneo. Motivo por el cual el Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación (CIDE) de la Universidad Alberto Hurtado invitó al Doctor (c) en Sociología, de la Universidad Paris V (La Sorbonne) Pablo Astudillo para conversar sobre ¿Cómo se transmite la educación sexual y afectiva en los colegios católicos de la élite? Y si es es acorde con la realidad que viven los jóvenes de hoy.

Astudillo que es doctorante del Centro de Investigación del Vínculo Social de la Universidad Paris V, investigó este tema en colegios tradicionales católicos de la chilenos con el propósito de salir del debate normativo que contrapone Iglesia y sexualidad y dar cuenta de las tensiones que la educación sexual impone a la escuela.

Según el investigador, la Escuela Católica en Chile no niega la enseñanza de la sexualidad, por el contrario, pretende encausarla hacia un fin trascendente, muchas veces obviando algunas veces tomando una distancia crítica con algunas directrices tradicionales del magisterio”. Sin embargo, esta enseñanza encierra conceptos de individuos que están fuertemente jerarquizados por clases sociales y géneros. La reflexividad que se busca formar en los estudiantes se ve fuertemente limitada por el peso de estas jerarquías y por las normas de las instituciones.

A continuación Pablo Astudillo relata qué motivó esta profunda investigación y que aporta la comunidad eclesiástica junto a padres y profesores.

Links UAH:
Facultad de Ciencias Sociales
Departamento de Sociología
Postgrado UAH
Ediciones UAH

Otras publicaciones que te pueden interesar

María Teresa Rojas, Doctora en Educación UAH: “Aunque no exista vacuna, el 2021 debemos hacer esfuerzos y ensayar soluciones para abrir las escuelas”

María Teresa Rojas, Doctora en Educación UAH: “Aunque no exista vacuna, el 2021 debemos hacer esfuerzos y ensayar soluciones para abrir las escuelas”

María Teresa Rojas Académica e Investigadora Facultad de Educación UAHCompartir esta publicaciónA medida que comienza el retorno a clases presenciales, la Doctora en Ciencias de la Educación y académica de la Universidad Alberto Hurtado, María Teresa Rojas,...